Contexto

El mundo cambió más en los últimos 20 años que en los anteriores 80.

Ninguno de nosotros se comunica hoy, ni se conecta, de la misma forma que lo hacíamos cuando terminaba el siglo XX.

Ya están quienes dividen a la historia del hombre en el planeta, en la Edad de piedra, la de Sófocles, la de Gutenberg y la de Internet.

La tecnología modificó la forma de informarse y de comunicarse entre los humanos, para siempre.

Este cambio es continuo, supera los cambios generacionales, cambia la forma de pensar, de hablar y de escuchar.

Lo convencional es viejo, lo de ayer es caduco.

Las modificaciones son hora por hora.

Es imposible que un pensamiento clave permanezca por un largo tiempo.

El medio es el mensaje de MacLuhan duró décadas.

El contenido es el rey permaneció apenas años.

El usuario es el centro de todo, tuvo vigencia algunos meses.

Lo único constante es el cambio y el que no se adapta muere, puede tener una vigencia algo más permanente, pero no definitiva.

¿Para que sirve hoy una AGENCIA DE COMUNICACIÓN?
Nosotros creemos que a pesar de haber pasado más de 80 años, hay una frase de García Lorca que sigue siendo vigente.

Cierta vez, le preguntaron a Federico para que escribía y respondió: pues para que me quieran.

Creo que podemos plagiarlo con tranquilidad, comunicamos para que nos quieran.